CONTACTO E INTERCAMBIOS


MI MAIL PARA CONTACTO E INTERCAMBIOS

percanta2@yahoo.com


SI DESEA DONAR BILLETES PARA LA COLECCIÓN, POR FAVOR PÓNGASE EN CONTACTO ESCRIBIÉNDOME A

TO DONATE BANKNOTES FOR COLLECTION PLEASE CONTACT WRITING ME AT

percanta2@yahoo.com

***

Mi trabajo en el blog es diario y muy duro y, por esta razón si dejas tu comentario en alguna de las entradas, contribuirás a mí que mi trabajo sea más eficiente.

Todas las imágenes de billetes que se ven en el blog pertenecen a mi colección personal.


IMPORTANTE

Para ver todos los billetes del país que le interesa, por favor haga clic en la etiqueta del mismo que se encuentran más abajo.

Le sugiero que cuando haga clic en una etiqueta de un país que tenga varios billetes vuelva a hacer clic en “Entradas Antiguas” para ver si hay más billetes en la colección del país que está viendo.

Gracias.

***

Este blog comenzó el 8 de septiembre de 2008

HOLA BIENVENIDOS A TODOS

Hola; me llamo Claudio Fernández, vivo en Buenos Aires, Argentina, y una de mis pasiones es coleccionar billetes de Argentina y del resto del mundo.


Tengo una colección de aproximadamente 600 billetes de Argentina y alrededor de 2900 de todas partes del mundo que sumados hacen unos 3500 billetes.

Mi meta es llegar a los 4000 durante del 2016.

No recuerdo etapa de mi vida en la cual no coleccionara, juntara o recopilara cosas.


Desde muy chico pase por las estampillas, las marquillas de cigarrillos, mas adelante las postales o cartas antiguas, siempre había algo que atesoraba fervientemente.


Empecé a juntar billetes desde chico, recuerdo mirar apasionadamente los billetes que tenia mi padre (un coleccionista oculto) en su mesa de luz, que había recopilado en sus viajes por distintos países del mundo, digo con mucho orgullo que esos billetes forman parte hoy de mi colección.

Los billetes siempre estuvieron conmigo, en un sobre, la alguna caja de habanos o debajo de todos los vidrios de las mesas de mi casa.

Seguí acopiando billetes en los años en que trabaje en el aeropuerto internacional de Ezeiza, el contacto frecuente, con gente de otras latitudes se hizo sentir y los billetes fueron agolpándose.

Pero todo cambio cuando cayo en mis manos el Catalogo de Billetes de la República Argentina de Roberto A. Bottero y descubrí que aquellos billetes de Argentina que parecían todos iguales serian todos distintos y a cada uno de ellos le correspondería un lugar en el catalogo de Bottero.

Paso seguido comencé a enterarme del mundillo que rodea a esta actividad e hice mis primeras incursiones al Mercado de Pulgas de Buenos Aires en donde realice mis primeras compras.

Demás esta decir que después de un tiempo visite las casa del centro de la ciudad, en Av. Corrientes y calles aledañas.

Lo que mas me maravillo es descubrir Parque Rivadavia, para esta altura ya había comprado el Standard Catalog of World Paper Money Volumen 2 (1960-2003) 9na Edición y el mundo de coleccionar había cambiado por completo para mi.

Capitulo aparte de toda esta historia es, mi mujer, de tradición familiar, coleccionista de estampillas, fue quien me oriento hacia el lado correcto, ella fue la que me regalo el catalogo de Argentina y muchas de las piezas que hoy componen mi colección.


Todavía no he podido enfocar mi colección a una tema determino, ya sea país, región, continente o tema, cosa muy común en otros colegas coleccionistas, colecciono de todos los países del mundo que caen en mis manos. Aquí podrán ver un compendio de billetes en todas sus formas, actuales, antiguos, transitorios, bonos y hasta billetes de fantasía.

Espero que sirva como introducción a este blog y al anhelo de encontrar en la Web muchos coleccionistas, con los cual compartir esta actividad.



Bienvenidos a todos!

domingo, 16 de abril de 2017

Argentina / B.C.R.A. / Pesos Moneda Nacional

Argentina Bottero N°2159 anverso

Argentina Bottero N°2159 reverso

43.070.001 a 80.850.000
Mastropierro - Elizalde

Argentina / B.C.R.A. / Pesos Moneda Nacional

Argentina Bottero N°2154 anverso

Argentina Bottero N°2154 reverso

19.691.001 a 35.420.000
Fábregas - Méndez Delfino

Argentina / B.C.R.A. / Pesos Moneda Nacional

Argentina Bottero N°2142 anverso

Argentina Bottero N°2142 reverso

15.235.001 a 20.870.000
Mazzaferri - Laurencena

sábado, 15 de abril de 2017

Argentina / B.C.R.A. / Pesos Moneda Nacional

Argentina Bottero N°2153 anverso

Argentina Bottero N°2153 reverso

02.505.001 a 19.691.000
Fábregas - Méndez Delfino

Argentina / B.C.R.A. / Pesos Moneda Nacional

Argentina Bottero N°2149 anverso

Argentina Bottero N°2149 reverso

75.410.001 a 95.715.000
Pardal - Méndez Delfino

Argentina / B.C.R.A. / Pesos Moneda Nacional

Argentina Bottero N°2144 anverso

Argentina Bottero N°2144 reverso

30.621.001 a 60.635.000
Ditranto - Mazar Barnet

Argentina / B.C.R.A. / Pesos Moneda Nacional

Argentina Bottero N°2136 anverso

Argentina Bottero N°2136 reverso

12.684.001 a 14.683.000
Palarea - Revestido

Argentina / B.C.R.A. / Pesos Moneda Nacional

Argentina Bottero N°2123 anverso

Argentina Bottero N°2123 reverso

46.421.001 a 66.778.000
Ianella - Real

viernes, 14 de abril de 2017

miércoles, 12 de abril de 2017

Derivaciones del debate en el Segundo Encuentro del Grupo COLECCIONISTAS DE BILLETES


Por Lic. Federico de Ansó

ACERCA DEL ESTADO DE CONSERVACIÓN Y CATALOGACION DEL PAPEL MONEDA

Hace pocos días atrás, se desarrolló con éxito sanamente envidiable, una Jornada de
Coleccionistas de Billetes, bajo la organización y conducción del experto Claudio Fernández, por
otra parte, administrador de la página así denominada en internet, y realizada en las
instalaciones del Centro Numismático Buenos Aires en el porteño Barrio de San Cristóbal.

Interesante repercusión tuvo dicha muestra, tan es así que resultó publicada por un
hebdomadario de la Capital en las páginas centrales del suplemento Información General /
Sociedad, bajo el título “El dinero no es todo, pero estas personas aman los billetes” (paginas
28/29, domingo 2 de abril de 2017, Tiempo Argentino)

Allí fueron reporteados tanto el promotor citado (CF) como los directivos del CNBA Fernando
Perticone y Facundo Vaisman.

Sobre el final de la muestra se generó una amable tertulia en el curso de la cual se debatió a
fondo sobre el o los sistemas de clasificación y/o catalogación del papel moneda en nuestro
medio. Surgieron diversas y encontradas opiniones al respecto, en todos los casos
fundamentadas desde distintos puntos de vista y concepciones intelectuales.

Quien esto suscribe tuvo la satisfacción de participar en la misma, y propuso como moción que
el tema en cuestión fuera consolidado en una ponencia actualizada a fin de presentarla en las
próximas Jornadas Nacionales de Numismática y Medallística a celebrarse en agosto venidero
en San Francisco, Córdoba, bajo los auspicios de la Federación de Entidades Numismáticas y
Medallísticas Argentina (FENyMA).

No obstante, una revisión bibliográfica posterior nos permitió recuperar un valiosísimo
documento al respecto, emitido en su oportunidad por eminentes numismáticos. He aquí una
reseña del mismo:

Durante las Segundas Jornadas Argentinas de Numismática (después denominadas Jornadas
Nacionales de Numismática y Medallística) celebradas en la ciudad de Rosario en octubre de
1982, organizadas por el Círculo Numismático de Rosario, se procedió al “análisis exhaustivo de
los cuatro proyectos elaborados por el CNR de conformidad con el mandato recibido de las
Jornadas precedentes”.

Ellos fueron:
Estado de conservación de monedas y medallas
Estado de conservación de billetes
Variedad o Error Catalogable en monedas y medallas
Variedad o Error Catalogable en billetes

Tras serio y profundo debate, revisión de los textos y efectuadas las correcciones pertinentes,
fueron aprobadas en forma unánime con mención explícita de la conveniencia de su adopción
masiva y generalizada dentro de nuestras fronteras.
Asimismo, se elaboró una denominada “Escala Argentina” con equivalencias respecto de la
utilizada en los países de habla inglesa y de la empleada por la American Numismatic Asociation
(ANA) en los EEUU, la conocida MS Numérica, como forma de integración con las del resto del
mundo tanto para monedas como para billetes y medallas.

Como se verá a continuación. Se eliminó el término “Catalogable” en las conclusiones.
TIPIFICACIÓN DEL ESTADO DE CONSERVACIÓN EN BILLETES.

Aprobado por las Segundas Jornadas Argentinas de Numismática
en Sesión Plenaria y por unanimidad de concurrentes.

Para determinar el estado de conservación de un billete de cualquier origen y/o antigüedad,
solo se deben considerar dos rubros:
1°.- Grado de desgaste experimentado como producto de una circulación normal.
2°.- Daños, deterioros o tratamientos sufridos a partir de su libranza al público.
Ambos rubros deben ser explicitados en forma consecutiva y simultanea; la omisión de la
segunda parte, sólo ratificará la ausencia de rubros en este ítem.

El grado de rareza de la pieza no influye para nada en el estado de conservación.

Todas las piezas Flor de Estampa son Sin Circular, pero no todas las Sin Circular son Flor de
Estampa.

Aclaración de los términos a utilizar:

DOBLADO: Deja una ondulación en el papel, pero no fisura o resquebraja su estructura.

PLEGADO: Produce una fisura en la estructura del papel visible al trasluz como una línea más
oscura y algo difusa, la Arruga es un plegado.

GRADO DE DESGASTE (CONDICIONES MÍNIMAS REQUERIDAS):
FdeE/ Flor de Estampa: Pieza perfecta que solo se logra por la concurrencia simultanea de:
a) Elementos impresores en excelente estado,
b) Impresión prolija y nítida sin empastes o débiles entintados,
c) Perfecta superposición de las diferentes y sucesivas estampas que lo conforman,
d) Papel correctamente ubicado y libre de defectos propios,
e) Buen estado de los diseños de ambas caras en la superficie del papel,
f) No presentar el más mínimo rastro de atenuación o deterioro de las condiciones
originales.

SC/ Sin Circular: No presenta otra atenuación de las cualidades originales más que pequeñas
imperfecciones de material y/o de fabricación.

EXC/ Excelente:
a) Leves y muy pequeñas evidencias de circulación breve y cuidada,
b) Línea vertical de doblado en el centro,
c) Zonas mínimas de ligeros dobleces o pequeñas arrugas,
d) Perfectamente limpio, aparentemente nuevo y se mantiene crujiente al sacudirlo
tomado por un borde lateral.

MB/ Muy Bueno:
a) Signos evidentes de uso aun cuando no mayores,
b) Línea vertical de plegado en el centro,
c) Puede presentar dos líneas tenues de plegado vertical en el primer y tercer cuarto
del billete y/o una tercera horizontal por el medio,
d) Puede presentar algunos dobleces, pliegues o arrugas,
e) Bordes y vértices con huella de uso, pero aun bien definidos y sin cortes o desgarros,
f) Lleva huella de polvo, libre de manchas y aun con dureza remanente en el papel.

B/ Bueno:
a) Sustanciales evidencias de circulación, al papel se lo siente blando y con poca
resistencia,
b) Muestra numerosos dobleces, pliegues y arrugas,
c) Puede tener tres líneas verticales y una horizontal de plegado, fácilmente visibles y
con ligera decoloración de las tintas,
d) Puede exhibir pequeños desgarros o cortes en los bordes sin llegar al diseño, y
bordes desgastados que aparecen con pelusa y vértices redondeados,
e) El billete se presenta algo sucio, pero conserva completas las superficies de los
diseños.

R/ Regular:
a) Es obvio el deterioro de estos billetes, se los siente blandos y sin resistencia alguna,
b) Desgarros y roturas son notorios, en especial en bordes y ángulos,
c) Las tres líneas verticales y la horizontal de plegado, pueden presentar signos de
desgarro parcial,
d) Muy pequeñas pérdidas parciales de superficie en zonas de diseños,
e) Se encuentra muy sucio, puede estar parcialmente teñido o bien, descolorido,
f) Conserva todos los elementos que permiten su catalogación precisa y sin dudas.

M/ Malo:
a) Se muestra rotos, presenta toda la gama de deterioros en grado mayor, teñido o
desteñido, muy sucio,
b) Faltan algunos de los elementos imprescindibles para su catalogación precisa y sin
dudas.

DAÑOS, DETERIOROS O TRATAMIENTOS SUFRIDOS:

PERFORADO: Oficial o particular, indicando su tipo y elemento utilizado. Indicar ssi afecta datos
necesarios para catalogación precisa.

SELLADO: Igual consideración que la precedente, incorporando cara de aplicación y si traspasa
el espesor del papel.

REPARADO: Indicando cara de aplicación y tipo de elemento usado (cinta engomada, etc.)

ESCRITO: Breve o extenso, que se utilizó, en que cara y si traspasa el espesor del papel.

MANCHADO: En una o las dos caras, indicando tamaño y cantidad. Aclarar cuando se trata de
herrumbre.

TEÑIDO: Indicar tamaño de la zona y tono dominante.

DECOLORADO: En caso evidente y no atribuible al uso o falla de impresión.

LAVADO o MOJADO: Detectable por leve y típica variación de tonos, tanto en tintas como en
papel. Líneas de plegado exageradamente limpias y alteración en la consistencia del papel.

PLANCHADO: Detectable por típica variación de tonos en tinta y papel.

RECORTADO: Para mejorar apariencias en billetes usados o en billetes antiguos para retocar el
corte original por perforación continua o por tijera.

CON HONGOS: Superficie salpicada parcial o totalmente de pequeñas manchas entre gris, gris
verdoso y negro.
Se debe hacer indicación expresa cuando el ejemplar carece de firma/s.
Igualmente, cuando es Adulterado, Falso o Falsificado.

OTRAS EMISIONES

ENSAYO o PRUEBA: Emisión de un proyecto determinado que puede o no llegar a ser emitido
masivamente para la circulación pública.
MUESTRA o SPECIMEN: Reproducción idéntica de lo que se va a emitir o ya se emite, realizada
en general sobre otro papel o cartulina.

TIPIFICACIÓN DE VARIEDADES Y ERRORES PARA BILLETES
Aprobado por las Segundas Jornadas Argentinas de Numismática
en Sesión Plenaria y por unanimidad de concurrentes.

ESTAMPAS DIFERENTES: Se ha agregado quitado una o varias cosas, la forma, el color (no el
matiz), el tamaño, la ubicación y/o distribución de uno o varios elementos constitutivos del
diseño son distintos. El sistema de impresión es diferente.

PAPELES DIFERENTES: Reconocibles por su textura y/o color, marca de agua y aditamentos
superficiales o no (fils de soie = hilos de seda = fibrillas de seguridad)

BILLETES DE REPOSICIÓN: Fabricados para recambio de piezas falladas en las planchas originales.
En general llevan un aditamento en la numeración (una letra o un signo) o bien una letra
específica en carácter de serie.

IMPRESIÓN DESPLAZADA: En una o ambas caras, no existe una correcta superposición de las
distintas estampas (fondos, textos, números y firmas, etc.). También incluye aquellos que no
presentan una correcta correspondencia entre las posici0ones del anverso y del reverso.

IMPRESIÓN PARCIAL: En una o ambas caras, por no haber tomado contacto el papel con un
elemento impresor o este hallarse sin tinta. Partes de la superficie del diseño aparecen en blanco
o carente de alguno de los colores. Se incluyen los billetes que presentan una cara totalmente
en blanco debiendo tenerla impresa.

IMPRESIÓN SOBRE PAPEL PLEGADO: Parte o toda la estampa se aplicó sobre el papel plegado y
al ser extendido el mismo queda en evidencia la falla.

SOBREENTINTADO: Al salir de la impresora las hojas de papel estampadas se depositan en forma
superpuesta y pueden llegar a presionarse una contra otra, en ese caso transfieren parte de su
propia impresión de tinta fresca a la otra hoja. El resultado es un billete con su cara normal sobre
la que aparece en forma algo imprecisa y borrosa la otra cara, pero invertida lateralmente.

CORTE DESPLAZADO: Al ser separados los billetes de la hoja o pliego, fueron guillotinados en
forma tal que sus diseños no han quedado centrados, pudiendo llegar a tomar parte de otro
billete en reemplazo de su propia parte faltante.

CORTE SOBRE PAPEL PLEGADO: Al desplegar el papel, este tiene una superficie mayor que la
habitual y forma irregular, pudiendo llevar el excedente parte de otro billete.

Fuente:
Segundas Jornadas Argentinas de Numismática. Fascículo 2.
Círculo Numismático de Rosario. 1 al 3 de octubre de 1982
Lic. Federico de Ansó
Investigación Numismática
CNBA N° 729
INeH San Nicolás N° 466
IN Avellaneda N° 46


martes, 4 de abril de 2017

Crónica aparecida en Co.Nu.Vi sobre el Segundo Encuentro del Grupo COLECCIONISTAS DE BILLETES.

Gracias a la gente de Co.Nu.Vi por tan linda reseña.

El pasado sábado me di una vuelta por el CNBA con motivo de la 2° reunión del grupo de Facebook COLECCIONISTAS DE BILLETES.

La invitación circuló por las redes sociales y por supuesto en la página del CNBA.


Se anunciaba con jornada de exposición, canje y debate.

Cuando llegué pasadas las 16 hs me tomaron los datos para el sorteo y me entregaron el certificado de asistencia, allí puede reconocer dos conuvianos, russiannotes y El Ferroviario.

Al entrar uno se encontraba con una exposición de diferentes piezas.




Y luego se descubrían las mesas de comerciantes y los diferentes concurrentes que habían llevado su material de intercambio.

Había material para todos los gustos. Luego de un rato en donde se podía comprar, intercambiar, mirar, charlar, tomarse un café, etc.


Toma la palabra el actual presidente del CNBA Miguel Morucci para, luego de unos reconocimientos, dar pie a la charla que daba el expositor Francisco Bellizzi, diseñador de billetes de Casa de Moneda. 


Finalizada la charla nos agasajaron con una rica merienda y a seguir con el hobby.

Luego del sorteo las palabras del creador, motor, administrador y esperamos futuro miembro de la Comunidad Claudio Fernández expresando su gratitud y también recibiéndola por parte de los que concurrieron y por los miembros de CNBA.


Concluida la jornada nos invitaron al que quería quedarse a un debate sobre los aspectos a tomar en cuenta a la hora de clasificar un estado de conservación de un billete.

Algunos de los temas tratados en el debate que duró mas de una hora y contaron con participaciones de varios miembros del CNBA fueron:
--Características de un "Flor de Estampa"
--Definición de Sin Circular
--Aspecto de un billete para pertenecer a los diferentes estados de conservación
--Tomar en cuenta los + y -
-- por ejemplo billete en estado MB-
--Correcta apreciación de un billete
--Billetes escritos, en que estado de conservación clasificarlos
--Valor real contra valor sentimental
--Cantidad de estados de conservación de un billete, cuantos estados serían lo ideal
--Comparación con tablas de estados de conservación de otros países teniendo en cuenta que Argentina no tiene un tabla oficial de estados
--Cuestiones a tener en cuenta para comenzar la empresa de crear una tabla de estados oficial en Argentina

 Todo el debate fue transmitido en vivo por el grupo COLECCIONISTAS DE BILLETES de facebook y se encuentra en dicho grupo para el que lo quiera ver.

 En conclusión fue una interesantisima jornada para todo aquel que gusta del papel moneda, a los gritos de ¡Viva la notafilia!

No queda mas que reconocer al señor Claudio Fernández por impulsar el hobby tanto virtual como físicamente en estas jornadas.

 Para los interesados les dejo el link del grupo de facebook donde encontrarán el debate, transmisiones en vivo de la jornada, gran cantidad de fotos de los que fue la jornada y sus participantes
https://www.facebook.com/groups/coleccionistasdebilletes/ 

Y el blog del señor Claudio Fernandez
http://monedanacional.blogspot.com.ar/



lunes, 3 de abril de 2017

Estados Unidos

Estados Unidos Pick #New 5 Dolares año 2013 anverso

Estados Unidos Pick #New 5 Dolares año 2013 reverso

Suiza

Suiza Pick #69h anverso

Suiza Pick #69h reverso

Turquia

Turquia Pick #224 anverso

Turquia Pick #224 reverso

domingo, 2 de abril de 2017

Uganda

Uganda Pick #52c anverso

Uganda Pick #52c reverso

Kirguistan

Kirguistan Pick #29a anverso

Kirguistan Pick #29a reverso

Kirguistan

Kirguistan Pick #28a anverso

Kirguistan Pick #28a reverso

Kirguistan

Kirguistan Pick #27a anverso

Kirguistan Pick #27a reverso

Nota en el Diario Tiempo Argentino sobre el Segundo Encuentro de Coleccionistas de Billetes que se realizara en el Centro Numismático Buenos Aires.

Hoy Domingo 2 de Abril salio una nota, a doble página,28 y 29, en el Diario Tiempo Argentino en su sección "Sociedad", sobre el Segundo Encuentro de Coleccionistas de Billetes que se realizara en el Centro Numismático Buenos Aires.



El dinero no es todo, pero estas personas aman los billetes.

Una tarde en un encuentro de notafílicos, los coleccionistas de papel moneda, en el Centro Numismático Buenos Aires.

Por Nicolás G. Recoaro 

La historia de un país es también la historia de su moneda. "La afirmación da en el clavo, pero permítame ser un poquito más profundo. Atrás de este billete de 10 mil pesos moneda nacional, hay elecciones políticas, económicas, estéticas y, por supuesto, ideológicas. Un pedacito de papel que guarda parte de nuestra historia", dice Fernando Perticone, mientras señala con precisión de coleccionista un billete colorado que se luce en la vitrina del Centro Numismático Buenos Aires. 

 En el distinguido hall, Perticone da la bienvenida a una docena de notafílicos: aficionados a la colección de papel moneda, en su mayoría caballeros, que se acercan el sábado por la tarde al caserón de la avenida San Juan, para participar del 2º Encuentro de Coleccionista de Billetes. "Este lugar es nuestro cable a tierra. El Centro tiene 600 socios y abre solo dos horas por semana, los jueves a la tarde. Pero para organizar estos eventos, que hacemos a pulmón, casi que vivimos acá", completa el miembro de la Comisión Directiva. 



Lo escolta Facundo Vaisman, tesorero del espacio que nuclea, desde hace más de medio siglo, a los fanáticos de las monedas, las medallas, las fichas y, por supuesto, los agasajados billetes. 

 Sin medias tintas, Perticone asegura que coleccionista se nace. Su caso no es la excepción a la regla. "Desde pibe se me daba por guardar de todo: piedritas, figuritas, estampillas y hasta herramientas. Quería tener todas las medidas, todas las marcas. 
De alguna manera, esa pasión fue dándole identidad a mi vida." El gusto por los billetes le llegó de grande. 

Hoy tiene 53 años y desde hace diez es uno de los motores del Centro. La puerta de entrada al universo del papel moneda se la abrió el legendario Catálogo de billetes argentinos de Roberto Bottero, figura capital de la numismática en el Río de la Plata. "Lo compré en un stand de la Feria del Libro, lo abrí y dije: 'Faaa… No solo hay billetes, sino también series, letras, detalles'. Ese día, me cambió la vida." 

 Primero hay que saber juntar, después guardar, después averiguar qué es lo que se tiene, y al fin armar una buena colección. "Para ser coleccionista es fundamental investigar sobre lo que uno atesora", detalla Vaisman. "Por ejemplo, usted puede ver este billete de cinco australes, que circuló entre tal año y tal otro, con tal gobierno, que se devaluó, que tiene una simbología, la imagen de un prócer. Hay que estudiar. 

De alguna manera, somos historiadores." Vaisman llegó al Centro por recomendación de los curtidos coleccionistas que se reúnen religiosamente los domingos en el Parque Rivadavia. Y su curiosidad por los billetes se avivó cuando, por casualidad, encontró unos inmaculados australes durmiendo dentro de un libro. "Me surgió la inquietud por saber si tenía la serie completa… todos los valores." Ese día puso primera. 

En poco tiempo consiguió todas las piezas de la moneda parida durante la gestión de Juan Vital Sourrouille, antes de que comenzara a enfriarse la economía de la tórrida primavera alfonsinista. Vaisman siguió su deriva monetaria con los pesos argentinos, los convertibles y los moneda nacional. Luego, la globalización lo hizo enamorarse de billetes de distintas partes del orbe. "No sé cuántas piezas tengo. 
Llega un momento en que se me arman cuellos de botella, se pone difícil conseguir o comprar un billete. Entonces hay que arrancar otra búsqueda", dice. 

Dónde hay un mango 

En la vitrina se exhiben elegantes billetes de fiel papel decimonónico, pero también los ultramodernos forjados en polímero. Rupias indias con la figura de Gandhi, devaluados marcos de la República de Weimar, minúsculos takas de Bangladesh, y hasta el pantagruélico dólar zimbabuense de ¡cinco mil millones de dólares! 



"Los billetes argentinos son bellos, pero poco vistosos. Tenemos buenas impresiones, ojo", afirma Claudio Fernández, maestro de ceremonias y organizador del encuentro. Señala un ejemplar de moneda nacional que lleva tatuado el busto del general San Martín: "Este era conocido como el 'ladrillo', por su tamaño y color. Circuló hasta finales de los '60. En esos años, el Libertador era el personaje omnipresente. 

Como antes, la efigie de la Libertad. 
Ahora hay más innovación, con la incorporación de la flora y la fauna. Son políticas de Estado." 

 Fernández llegó a la notafilia por línea paterna. Su progenitor era un "coleccionista oculto", que atesoraba ejemplares bajo el vidrio de la mesita de luz. "Igual, esta historia arranca en serio en los años '80, cuando tenía un kiosco en Ezeiza. 
Como veía gente de todo el mundo, les pedía billetes." Con el tiempo, se hizo habitué de las casas de numismática del centro porteño y también del mercado de pulgas. 

Su mujer, miembro de una familia de filatelistas, lo aleccionó sobre las virtudes de los catálogos. 

Pasaron las décadas e Internet sumó conocimientos a sus pesquisas. Hoy pilotea el concurrido blog Billetes del Mundo. "El universo es enorme. Si no te ponés un coto, nunca parás", asegura. Sin embargo, es difícil detener la pulsión. 

Y por eso Fernández confiesa que colecciona todo lo que cae en sus manos. "Bueno, no todo; si tengo que elegir, me gustan los billetes de 1960 para atrás. Tengo billetes muy raros de la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Piezas militares, de colonias y hasta de campos de concentración." 



Tiene más de 4000 piezas, conservadas en sagrados sobres de acetato. Extrae de su valija algunos de sus tesoros: divisas del protectorado nazi de Bohemia y Moravia, coloridos ejemplares cubanos de fines del siglo XIX e inmaculados pesos de los años peronistas, con la inscripción "Una Nación socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana", que borró de un plumazo la Revolución Libertadora. Antes de despedirse, Fernández cuenta que, por fuera del hobby, el papel moneda también le da de comer. 
Desde hace años regentea una agencia de quiniela: "Estoy en relación directa todo el día con los billetes. El peligro es que se pueda transformar en un vicio, de mirar todo el día el número, la serie, la firma. Acá hay gente que colecciona billetes capicúas y están todo el día mirando el numerito de serie. Una cosa de locos." 

El chanchito de mamá 

La imagen se parece a la de un recreo, en el patio de una escuela. En el salón central, señores y muchachitos dan rienda suelta a su pasión. No intercambian figuritas, sino preciados billetes. "La historia monetaria es muy rica. El ingreso del billete a la Argentina es tardío, para 1820, aproximadamente. La gente se manejaba con la moneda de plata potosina, que era una de las mejores del mundo", explica Gastón Subirá, un docente santafesino. 

De su abuelo, Subirá heredó la fiebre numismática y una formidable colección de monedas, medallas y billetes centenarios. Más de una vez, cuenta, usó las divisas con fines pedagógicos. 



Toma algunas piezas del pilón que tiene sobre la mesa y dice: "Por ejemplo, si tiene que explicar el ciclo lanar, puede utilizar este billete con ovejas. O cuando arranca la revolución agrícola, mire este otro con vacas. Ahí también aparece la figura de la mujer con trigo en las manos, que simboliza la fertilidad. En los billetes aparece el imaginario del país." Entre los más curiosos de su colección, están los emitidos poco antes del crack del gobierno de Juárez Celman. 
Billetes que llevan el rostro del concuñado de Roca y hasta de su ministro de Economía: "Imagínese, como si Cavallo hubiese tenido un billete con su cara en 2001." 

 En otra mesa, el joven arquitecto Daniel Ruiz recuerda con nostalgia el chanchito-alcancía que su madre le regaló cuando niño. "Tenía la panza llena de monedas, que ella había guardado desde chica. 
Una tarde, me dio curiosidad y me puse a sacar una por una por la ranura. 



Un trabajo de artesano. Ahí nomás me di cuenta de que eran todas distintas, y me puse a catalogarlas." Desde hace más de 30 años, Ruiz lleva una suerte de diario íntimo, donde consigna las características y la historia que lo unen a los tesoros que colecciona. "Y sí, soy un fanático del orden. En definitiva, todos los que estamos acá buscamos lo mismo: ordenar el caos." 

Puedes leer la nota en http://www.tiempoar.com.ar/articulo/view/65999/el-dinero-no-es-todo-pero-estas-personas-aman-los-billetes